Biblioteca digital
Como gestionar un centro veterinario como empresa.pdf

Cómo gestionar un centro veterinario como empresa: herramientas prácticas

Número 138, febrero 2016Páginas: 96

Dirección de la monografía: Daniel Gutiérrez y José Luis Villaluenga

Autores: Daniel Gutiérrez Velasco, José Luis Villaluega Besaya

Editorial: Luzán 5

Áreas terapéuticas: Gestión y administración de centros veterinarios

EditorialSumario

LA NECESIDAD Y OBLIGATORIEDAD DE GERENCIAR UN CENTRO VETERINARIO
Daniel Gutiérrez Velasco
Licenciado en Veterinaria, UCM. CEO, Medican Servicios Veterinarios, SLU
José Luis Villaluenga Besaya
Licenciado en C. Biológicas, UCM. Consultor en Gestión Empresarial de Centros veterinarios. www.joseluisvillaluenga.com. Profesor Asociado, Facultad de Veterinaria, UAX, Madrid

La gran mayoría de veterinarios que son dueños de su propia clínica, lo son porque un día decidieron, por la razón que fuese, emprender su camino profesional siendo sus propios jefes. Probablemente en la carrera, debido a la falta de adaptación de los planes de estudio, nadie les dijo que abrir o coger un traspaso de una clínica veterinaria, implicaba mucho más allá que su labor asistencial. De forma que, así las cosas, abrieron su negocio o prosiguieron con la actividad clínica de un centro que ya existía y sin más, no se plantearon que no tenían una clínica, tenían un negocio o una empresa, y no eran sólo veterinarios, eran responsables de mucho más, acaban de contraer obligaciones contables, fiscales, laborales,…, debían presentar declaraciones trimestrales, depósitos de cuentas anuales, y un larguísimo etcétera. Por no hablar del cumplimiento de un sinfín de leyes y normativas. Para colmo de males, como el centro les daba para vivir, se creían no sólo que hacían las cosas bien, si no que cumplían todo lo que debían cumplir. Nada más lejos de la realidad. Por último, la gestión del negocio para la cual no estaban preparados ni concienciados, resultaba y resulta a día de hoy ardua. La gran diferencia es que hoy en día es completamente necesaria, porque sin ella es prácticamente imposible que los centros veterinarios sean viables y cumplan la ley vigente.

Cada vez más, dado el entorno competitivo en el que nos encontramos, resulta más y más complejo dirigir y supervisar nuestro negocio. Esta realidad, que se ha acrecentado desde la ya famosa crisis económica, ha hecho que tanto clientes, como proveedores de servicios, medicamentos o material clínico, como en general todos los actores que participan en la esfera de un negocio o empresa sean más exigentes, y miren más y mejor dónde gastan su dinero o que sean más reacios a negociar mejores condiciones de compraventa.

Claro está, que la gestión de un centro con una facturación elevada y un equipo que conste de una decena o un veintena de personas diferirá y mucho de la gestión de un centro más pequeño. Pero no tanto por la facturación, si no por la estructura del negocio, la capacidad de crecimiento del mismo, y algo muy importante, la dimensión mismo. Es decir, al final, todos los centros veterinarios tienen que cumplir una normativa mínima respecto a diversos temas en materia de sanidad, consumo o urbanismo. Y todos tienen también obligaciones fiscales. La diferencia va a residir en cuánto tiempo voy a tener que dedicar a gestionar mi negocio para en base a mi tamaño y estructura de gastos e ingresos hacerlo rentable. Posiblemente un centro pequeño con una gestión de dos horas diarias tenga suficiente. Un centro de referencia muy probablemente necesite una persona a tiempo completo gerenciando. Lo que en cualquier caso es clave, es que la gestión es totalmente necesaria, en mayor o menor grado. Y aunque tuviésemos un hospital de referencia que facturase varios millones de euros anuales y que tuviese al mejor gerente imaginable, como dueños del negocio debemos estar al tanto de todo, ya que en última instancia es nuestro negocio, nuestra reputación y nuestro esfuerzo el que está en juego. Y además nosotros o nuestra sociedad, en el caso de una SL u otro tipo, es la responsable última de todas las consecuencias legales del trabajo llevado a cabo en nuestra clínica.

Esta tendencia de profesionalización de la empresa española, dónde cada vez es más habitual recurrir al outsourcing, delegando parte de la gestión de nuestra empresa a un tercero, hace que para poder sobrevivir en el mercado actual tengamos que adaptarnos y ser flexibles, y muy posiblemente tomar conciencia de que lo que tradicionalmente veníamos haciendo en nuestras clínicas, dónde nos ocupábamos de las nóminas de los trabajadores y de los impuestos a duras penas, ya no es ni de lejos suficiente para gestionar nuestro negocio.

Lo primero que me gustaría lanzar como idea es que nosotros también vendemos, vendemos salud, pero vendemos algo, luego eso nos convierte en un prestador de servicios. Y tengo que convencer al cliente potencial de que mi servicio es suficientemente bueno como para que acuda a mí, y a ser posible, que soy lo suficientemente bueno como para fidelizarlo y que vuelva.

Una vez clara la necesidad de la gestión como parte integrante fundamental e indiscutible de nuestro negocio, la realidad de las clínicas veterinarias españolas es, que en su mayoría, saben poco o muy poco de gestión y que se “auto dirigen” más o menos como pueden, y al final del mes, muchas tienen que recurrir a prácticas que poco tienen que ver como una buena gestión de la clínica, como evitar declarar ciertos ingresos o no pagar las horas extras a empleados que las están haciendo y cosas por el estilo.

Una empresa bien gestionada es una empresa transparente. En la que en cualquier momento puedo acceder sin dificultad a datos como las nóminas de los trabajadores, los últimos impuestos presentados, o qué caja hice cualquier día del año que quiera verla. El resumen, una empresa bien gestionada es una empresa ordenada, posiblemente muy digitalizada e informatizada en la que la facilidad de acceso a la información fiscal, laboral y contable es un hecho.

El objetivo de esta monografía es presentaros, de una forma clara, transparente y práctica, aspectos importantes en la gestión y administración de una clínica veterinaria.

Para lo cual lo hemos articulado en cuatro partes. La primera, ¿cómo puedo saber dónde me encuentro? Haciendo un auto diagnóstico de la salud empresarial de nuestro centro veterinario. La segunda, hablaremos de los aspectos financieros más importantes a tener en cuenta. La tercera, trataremos la gestión más difícil de un centro veterinario, la gestión de las personas. La última, será mirar a nuestro activo más valioso, los clientes y como gestionarlos de forma adecuada.

Somos dos personas con orígenes y formaciones diferentes, muy exigentes y críticos con nosotros mismos, que tenemos distintas visiones de algunos aspectos de gestión (esto en enriquecedor; “siempre se aprende más de una persona que opina diferente a ti”), y que nuestras reuniones de puesta en común a veces “echan chispas”, pero nos une una cosa importante: LA PASIÓN POR LA GESTIÓN DE LOS CENTROS VETERINARIOS. Y esto nos ha decido a colaborar juntos y transmitiros nuestras experiencias.

Esperamos llamar vuestra atención, acercaros una parte necesaria de vuestras clínicas que aunque desconocida es necesaria, pero sobretodo, esperemos que os sea útil y eminentemente práctica.

Leer más...

1. CÓMO DIAGNOSTICAR LA SALUD EMPRESARIAL DE UN CENTRO VETERINARIO
José Luis Villaluenga, Daniel Gutiérrez
En este capítulo se comenta la necesidad y obligatoriedad de gestionar el centro veterinario como una empresa. Se explica cómo hacer un diagnóstico de la salud empresarial de un centro veterinario y finalmente los valores de los principales indicadores de gestión de clínicas veterinarias bien gestionadas.

2. GESTIÓN FINANCIERA PRÁCTICA DE LA CLÍNICA VETERINARIA
Daniel Gutiérrez, José Luis Villaluenga
Lo primero que nos parece importante para empezar a gestionar cualquier clínica veterinaria es estructurar los gastos y controlar el flujo de caja o cash flow. ¿Qué son, para qué sirven y cómo utilizarlo a nuestro favor para controlar mejor las compras y los ingresos y gastos? También es importante determinar el punto de equilibrio. Finalmente se exponen consejos para mejorar las compras. Se comentan las dos cuentas fundamentales de las empresas.

3. GESTIÓN DE RECURSOS HUMANOS EN LOS CENTROS VETERINARIOS
Daniel Gutiérrez, José Luis Villaluenga
Es fundamental que todas las personas de un centro veterinario trabajen con descripciones de sus puestos de trabajo y que la dirección sea por objetivos. Se explica cómo hacer una descripción de puestos de trabajo y cómo hacer una evaluación de desempeño. También se dan directrices sobre cómo hacer un proceso de selección de personal. Finalmente se analizan comportamientos y manejo de diferentes tipos de empleados.

4. ATENCIÓN AL CLIENTE EN LA CLÍNICA VETERINARIA
José Luis Villaluenga, Daniel Gutiérrez
Se enumeran los diferentes tipos de clientes de un centro veterinario y cómo manejarlos de forma eficiente y eficaz. Se comenta la necesidad de llegar a los mismos bajo un criterio de omnicanalidad y cómo hacerlo efectivo. Se revisan los elementos imprescindibles de una comunicación orientada a la venta de servicios y productos. Y finalmente se habla de la importancia de las encuestas de satisfacción para conseguir una mejora continua de la atención al cliente.

 
  

Leer más...
¿Te interesa esta monografía? CÓMPRALA SUELTA
Otras monografías relacionadas
  • Endocrinopatías que cursan con polidípsia/poliuriaSUSCRIPCIÓN REQUERIDA

    Endocrinopatías que cursan con polidípsia/poliuria

    Dirección: Dolores Pérez AlenzaNúmero 126, febrero 201496 páginas
    SUMARIO

    1. Poliuria/polidipsia: protocolo diagnóstico y causas menos frecuentes
    2. Diagnóstico diferencial y manejo del paciente con hipercalcemia
    3. Hiperadrenocorticismo canino: diagnóstico y tratamiento
    4. Neoplasias adrenales en el gato
    5. Actualización en diagnóstico y tratamiento de la acromegalia felina
    6. Los ingresos han bajado en mi centro veterinario ¿qué hacer? Caso práctico real

    ...y más
  • Cardiología: actualización para veterinarios generalistasSUSCRIPCIÓN REQUERIDA

    Cardiología: actualización para veterinarios generalistas

    Dirección: Angel J. Rodríguez PeñaNúmero 118, octubre 2012128 páginas
    SUMARIO

    1. Abordaje del posible paciente cardiópata: cómo diferenciarlo
    2. Síncope
    3. Enfermedad valvular crónica canina: el consenso
    4. Cardiomiopatía dilatada
    5. Hipertensión sistémica
    6. Hipertensión pulmonar arterial
    7. Delegación de funciones y responsabilidades
    8. Delegar: esa palabra que los veterinarios no conocemos
    9. La subida del IVA y su aplicación en los centros veterinarios

    ...y más