Biblioteca digital
Urgencias felinas

Urgencias felinas

Número 131, diciembre 2014Páginas: 128

Dirección de la monografía: Juan José Vega Guerrero

Autores: Juan José Vega Guerrero, María Ferrer Perera, Valentina Aybar Rodríguez

Editorial: Acalanthis

Áreas terapéuticas: Emergencias y cuidados intensivos, Medicina felina, Medicina interna

EditorialSumario

EL PACIENTE FELINO, ¿CONSULTA NORMAL O CONSULTA DE URGENCIA?
Juan José Vega Guerrero
DVM, GP Cert. S.A.S.
Acreditado AVEPA (Medicina Felina)
Hospital Felino Ventas

Sin querer caer en el típico tópico de que los gatos son seres diferentes, y sobretodo diferentes a los perros, que a estas alturas ya todos los clínicos conocen, hemos querido desarrollar esta monografía sobre urgencias, específica de gatos.

Las situaciones que pueden ocasionar que el gato necesite una actuación de urgencia son muy variadas y en muchas ocasiones incluso desconcertantes.

Debido a su naturaleza solitaria, de cazador pero a la vez presa, de su condición dependiente de la territorialidad, es sabido por todos, que los gatos son animales capaces de enmascarar durante mucho tiempo signos de enfermedad, hasta que éstas están muy avanzadas y casi siempre las actuaciones veterinarias sean actuaciones de urgencia.

La aproximación al gato con una situación crítica debe basarse en la implantación de una serie de protocolos de actuación muy claros y concretos que hagan que la recogida de información tanto de la anamnesis, de la exploración o de las distintas pruebas complementarias, nos permitan actuar de una manera rápida y eficaz.

A la hora de enfrentarnos a una situación de urgencia en un gato, es necesario saber que además tienen una serie de características únicas que hacen que debamos pensar en ellos de manera específica.

Por un lado, las manifestaciones del dolor en los gatos no se basan únicamente en la valoración de la medición de la elevación de los ratios pulmonares y cardiacos o los cambios en el tamaño de las pupilas o de la comisura ocular, cojeras etc.…, sino que la valoración de alteraciones comportamentales es fundamental como que los gatos sean huidizos, alteraciones en el patrón de eliminación, variación en el acicalamiento, menor movilidad, agresividad, inapetencia. Por tanto el conocimiento de los patrones de comportamiento en esta especie es de vital importancia para saber valorar cualquier cambio que se pueda producir.

En situaciones de shock, los gatos tienen una fase compensatoria en la que la taquicardia e hipertensión son poco comunes, observándose más situaciones como la hipotermia, hipotensión y bradicardia. El volumen vascular total de los gatos es de 66 ml/kg mientras que el de los perros es de 90 ml/kg, lo que les hace más vulnerables cuando se tiene que hacer uso de esa capacidad de reserva, así como en situaciones de rehidratación en general o en estadíos de shock, ya que utilizando velocidades o volúmenes de infusión similares a la de los perros tendremos altas probabilidades de producir un estado de sobrehidratación con aparición de edemas pulmonares o derrames pleurales.

Los gatos al ser de pequeño tamaño, tienen porcentualmente una mayor área de superficie corporal que otros animales de mayor tamaño, con lo que la dosificación de fármacos en estos debe ser específica sin extrapolar de otras especies.

Así mismo, como consecuencia de la falta de glucuronil transferasa y tiopurina metil transferasa, el metabolismo hepático de muchas sustancias y fármacos se ve alterado, haciendo que algunas sustancias sean tóxicas como el paracetamol, permetrinas y otras tengan un metabolismo prolongado.

Los requerimientos energéticos en los gatos deben estar cubiertos constantemente ya que cuando por cualquier situación, los gatos no comen de forma adecuada en pocos días se instaura un catabolismo proteico debido a que utilizan proteína como fuente energética, acentuando cualquier situación previa, por lo que el soporte nutricional es prioritario.

Quiero agradecer una vez más a Acalanthis por confiar en nosotros para escribir este monográfico así como a mis compañeros de trabajo en el Hospital Felino Ventas por llevarlo a cabo. 

Leer más...

1. ABDOMEN AGUDO
María Ferrer Perera
El abdomen agudo es un signo clínico grave que requiere una evaluación minuciosa del paciente, desde la historia clínica y exploración física completa, pasando por la recolección de muestras y obtención de pruebas de imagen para poder llegar a una toma de decisiones rápida y razonada y poder actuar médica o quirúrgicamente sobre el problema lo antes posible.

2. TROMBOEMBOLISMO ARTERIAL
Juanjo Vega Guerrero
El tromboembolismo arterial felino es una patología que está muy asociada a la patología cardiaca en gatos y en ocasiones es la primera manifestación que tenemos de esta alteración cardiaca.

3. URGENCIAS URINARIAS
Juanjo Vega Guerrero
Las patologías urinarias son una causa frecuente de afección de los gatos y en muchas ocasiones cursan como una urgencia. Las patologías urinarias de vías bajas y dentro de éstas, la obstrucción uretral, están sobrerepresentadas.

4. URGENCIAS METABÓLICAS FELINAS
Valentina Aybar Rodríguez
El momento del diagnóstico de un gato diabético o hipertiroideo es solo el principio de nuestro trabajo. Tenemos que estar preparados para reconocer los síntomas clínicos de las alteraciones metabólicas que pueden llevar al gato a una situación de urgencia.

5. URGENCIAS RESPIRATORIAS FELINAS
Valentina Aybar Rodríguez
Es frecuente que los gatos se presenten con distrés respiratorio en una consulta de urgencias, por lo que es importante que el clínico se sienta cómodo con el diagnóstico y tratamiento de estos animales. Localizar la zona afectada, en base a la historia, examen físico, patrones respiratorios, puede ayudar a determinar rápidamente la causa y plantear el tratamiento adecuado. Hay que realizar un manejo cuidadoso, minimizar el estrés y realizar un tratamiento correcto es fundamental para los pacientes con distrés respiratorio.

6. DIÁLISIS PERITONEAL
Juanjo Vega Guerrero
La diálisis peritoneal inicialmente se usa en el fallo renal agudo como terapia de urgencia en medicina veterinaria, pero además tiene otras aplicaciones, que pueden verse en este capítulo.

7. PROCEDIMIENTOS DE URGENCIA EN MEDICINA FELINA
Juanjo Vega Guerrero
En la práctica de la medicina veterinaria felina, en ocasiones es necesario llevar a cabo algunos procedimientos de urgencia que nos ayuden a desarrollar esta medicina. Aquí se describen varios de ellos, de uso frecuente: traqueotomía, toracocentesis y drenaje torácico.

Leer más...
¿Te interesa esta monografía? CÓMPRALA SUELTA
Otras monografías relacionadas
  • Genética de perros y gatos: patologías hereditarias y otros aspectos de interés en la clínica veterinariaSUSCRIPCIÓN REQUERIDA

    Genética de perros y gatos: patologías hereditarias y otros aspectos de int...

    Dirección: Javier Cañón FerrerasNúmero 130, octubre 2014144 páginas
    SUMARIO

    1. Conceptos generales de genética
    2. Origen y diversidad de las especies canina y felina
    3. Genética de la coloración de capas y mucosas en el perro y el gato
    4. Patologías hereditarias en el perro
    5. Patologías hereditarias en el gato
    6. Selección y cruzamiento en la mejora genética de las razas caninas
    7. Consejo genético y análisis forense

    ...y más
  • Endocrinopatías que cursan con polidípsia/poliuriaSUSCRIPCIÓN REQUERIDA

    Endocrinopatías que cursan con polidípsia/poliuria

    Dirección: Dolores Pérez AlenzaNúmero 126, febrero 201496 páginas
    SUMARIO

    1. Poliuria/polidipsia: protocolo diagnóstico y causas menos frecuentes
    2. Diagnóstico diferencial y manejo del paciente con hipercalcemia
    3. Hiperadrenocorticismo canino: diagnóstico y tratamiento
    4. Neoplasias adrenales en el gato
    5. Actualización en diagnóstico y tratamiento de la acromegalia felina
    6. Los ingresos han bajado en mi centro veterinario ¿qué hacer? Caso práctico real

    ...y más